Adoración de los Reyes Magos

Adentrándonos más profundamente en los misterios de la Alquimia solar y crística y su simbología más profunda, podemos decir que la adoración de los Magos al Rey de Reyes al entregarle mirra, oro e incienso, asi como todo tipo de ofrendas, es un poco de nuestro yo, ya cultivado.

La interrelación entre Reyes Magos y alquímia viene favorecida, además por los colores de cada uno de ellos: Blanco, Rubio-Dorado y negro, alusiones apenas disimuladas a las tres fases de la obra Hermética: la obra blanco o “albedo”, la obra al negro o “nigredo” y la obra al rojo o “rubero”.

El proceso de purificación de las aguas o Mercurio secreto de la filosofía hermética o alquímica empezara a destilar los colores propios para el iniciado en el arte del Amor. Por lo tanto el Rey Negro, debería ser en primero, posteriormente el Rey Blanco, le seguirá el Rey Amarillo y finalmente se culminaría la Gran Obra con el Rojo o Purpura, representado en el color de las capas de los Reyes Magos, venidos desde Oriente, donde nace el Sol.

Esta representación de la adoración de los Reyes es uno de los símbolos que guarda el arte hermético de la Alquimia, cuyos colores son guía clara del momento que está atravesando el forjador de metales..

arbol_buddhaAquí diremos que los tres Reyes Magos son sabios sacerdotes, magos, y astrólogos que representan la sabiduría y la dignidad. Son tres líderes, tres hombres guía, que llevan corona, la corona es la expresión de sus caminos de iniciación: han recorrido escuelas esotéricas, enseñanzas espirituales y esotéricas y por tanto se han ganado y merecido de sus coronas, son auténticas. La corona es el símbolo antiguo para el reino que adquiere el hombre mediante su trabajo consciente, es la expresión de que se conecta con el reino del más arriba, que los tres Reyes Magos se han ganado con su esfuerzo consciente.

Es el reino llamado Kether, la corona, por los cabalistas y en yoga recibe el nombre de las siete hojas o el loto de los mil pétalos, como es llamado el Chakra o Chacra corona. Al crear la unión con las energías superiores, el hombre adquiere el derecho a ponerse la corona, que es una corona verídica abierta por la parte superior para que entren las fuerzas superiores. La corona es la expresión de la consciencia superior que ha adquirido, como lo hicieron los tres Reyes Magos.

Los tres Reyes Magos dan la espalda al mundo terrenal, viven alejados del mundo y se acercan a las estrellas, que constituyen su elemento. Estudian las estrellas, su recorrido, los símbolos que les son familiares porque los han recorrido en un aprendizaje consciente. Están instruidos en la Magia. Así le regalan al Niño-Dios frutos del conocimiento, objetos simbólicos como el incienso, oro y mirra, que son la expresión de los tres reinos espirituales (el pensar, el sentir, el querer), expresión también de la triada: Cuerpo, Alma y Espíritu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *