Apunte sobre Kundalini

En la base de la columna vertebral del ser humano tiene el inicio la energía llamada Kundalini. Esta sube hasta una vértebra que se energiza por un punto en nuestro plexo solar. A la misma altura del plexo solar atrás en nuestra columna, mediante medios de luz no visuales a nuestros ojos, se inicia la energía que el ser humano hereda del conocer genético, dos motivos de energía le incentivan, “El Amor” y “El Odio”, dos energías muy puras en su polo, muy poderosas.

Cada acercamiento sexual entre genéticas debe ser por Amor en lo que concierne a la divinidad, cada unión de energías de este tipo debe ser de conocimiento de cada una de las partes, pues la bendición o irradiación energética del cielo está en esto. De hacerlo por el otro polo que es el odio, el cual también genera herencia genética, se genera una energía que no es divina como camino y el resultado de estas uniones se cargan en quienes las generan, no precisamente en los niños que no verán la luz. Cuando hacemos el Amor y no es con el fin de procrear, tendremos cuidado y nos protegeremos para que estos posibles niños no deseados no nos dejen karma. Todo no vale cuando hay posibles consecuencias no visibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *