El Ocultismo

Ocultismo: fuente de conocimiento oculto o aquello que no vemos.

El ocultismo es la creencia de la eficacia de una serie de prácticas tales como la Astrología, la Adivinación y la Magia, basadas en el conocimiento Esotérico u oculto acerca del Universo y sus fuerzas.

Este conocimiento incluye como característica propia el concepto de las correspondencias: relaciones entre entidades del Universo (Estrellas, Planetas Gemas, Colores) y, por ejemplo, partes del cuerpo humano o sucesos de la vida, de manera que utilizando estos conocimientos se pueden lograr curaciones o conocer el destino.

También puede incluir la creencia en seres intermediarios como Ángeles, Dioses menores, espíritus o maestros ascendentes y entre la humanidad y Dios, con quien, los que son capaces, pueden contactar. El verdadero conocimiento oculto se obtiene a través de la iniciación con aquellos que ya poseen o bien por estudio de los textos esotéricos en los que se exponen.

ocultismo

Existen corrientes ocultistas de conocimiento en casi todas las civilizaciones. El ocultismo occidental hunde sus raíces en las antiguas sabidurías populares y religiones de Babilonia y Egipto, en especial la registrada y transmitida por los filósofos herméticos y neoplatónicos. Con importantes aportaciones del misticismo judío y la Cábala, tuvo una importante presencia en la edad media a través de Astrología, la Alquimia y los Rituales Mágicos Ceremoniales que convocaban a los Espíritus. Muchos sabios medievales importantes como Roger Bacon o Paracelso fueron en realidad enlaces entre el antiguo ocultismo y la Ciencia Moderna.

Las grandes persecuciones de la Brujería constituyen una parte siniestra de la historia de la Europa Moderna (entre 1400—1700) cuando millones de mujeres fueron torturadas y aniquiladas por sacerdotes y clérigos bajo acusaciones de mantener prácticas ocultas. El Ocultismo fue considerado cada vez más por la Iglesia como un culto relacionado con Satán.

A pesar de la religión y de la aparición de la Ciencia moderna, el ocultismo mantuvo su presencia intelectual durante los siglos XVIII y XIX, aunque más valorado por su significado espiritual que por sus aportaciones prácticas. Para el médico austriaco del siglo XVIII, Franz Anton Mesmer (padre del hipnotismo moderno), el ocultismo era esencialmente una manera de afirmar la naturaleza fundamental del Universo como consciencia así como el poder de la mente humana para interactuar directamente con él.

Desde semejante perspectiva, el Ocultismo encontró con facilidad su función en el romanticismo del siglo XIX, que protagonizaba  la recuperación de las tradiciones populares antiguas, el simbolismo y el poder creativo de la imaginación. Estos elementos fueron importantes en el nuevo modo de entender el ocultismo que se dio a mediados del mismo siglo bajo las formas de espiritismo: la Sociedad Teosófica (1875)  y la Orden Hermética de la Golden Dawn (1889). A estos últimos grupos pertenecieron un gran número de artistas, poetas e intelectuales de la época.

Durante el siglo XX y ahora ya en el siglo XXI se ha ido desarrollando un renacimiento del ocultismo desde la década de 1960 con el resurgir de la Astrología, los objetos adivinatorios y los Rituales Mágicos e incluso cuando empezó el movimiento New Age de las décadas de 1980 y 1990.

Este movimiento New Age es el que empezó a negar muchas situaciones/acciones ya establecidas, como por ejemplo: no medicarse porque sí o más tiempo para nosotros, en definitiva, medicina alternativa.

No descubro nada si os digo los enemigos que este movimiento desató, pero esto lo dejo para otra ocasión más adelante.

Recuerda que si puedo ayudarte guiándote, tan solo tienes que contactar conmigo escribiéndome a infoneftis@gmail.com o llamándome al 675 610 505.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *