La diosa fortuna

Me gustaría hacer una observación jamás decimos a fulano le ha sonreído la Diosa Fortuna, siempre decimos a fulano le ha tocado la “La Lotería”, sugiriendo que es el juego quien le ha tocado y no la SUERTE.

Pese a los esfuerzos que realizan las instituciones de Loterías en el Mundo Entero con el fin de acreditar la pureza de sus sorteos, y queriendo garantizar la igualdad de oportunidades para todos los apostantes, son muchos los que están persuadidos de que ciertos números tienen más oportunidades de resultar premiados que otros.

Si nos paramos delante de una administración de “Loterías” advertiríamos que no todos los clientes aceptan un numero cualquiera de participación en el sorteo. Hay algunos que prefieren números quebrados, otros con un cero en el medio, otros el décimo tiene que estar doblado con el fin de que el número no sea visto, ya que si se ve tiene menos probabilidades. Hay quien compra en alguna localidad que haya habido una catástrofe, otros donde haya tocado el año anterior y así, etc…

Por lo general los jugadores de lotería llaman números feos a los que atribuyen menos posibilidades de resultar agraciados por la suerte. En otro extremo se hallan los capicúa, que son muy apreciados por creer que su estética les atribuye la propiedad de salir en bombos con mayor diligencia que otros. Con esta creencia nacida en Barcelona al finales de siglo pasado, los españoles lograron con éxito exportar al extranjero. Su propio nombre, que procede del Catalán cap-i-cua, esto define la simetría del inicio y fin de la cifra.

Es digno de reseñar que en algunos sorteos, especialmente en la llamada Lotería de los Ciegos, en España los números son sustituidos por nombres o cosas. Así no es difícil a alguno de los vendedores ofrecer Los Patitos (22), o La Niña Bonita (15).

Este sistema tuvo su origen en Alicante y en Murcia, con una Lotería que se hacía en los mercados y que, al ser sustituida por los cupones de la O.N.C.E. se siguió utilizando hasta hoy, con un completo catálogo de correspondencias entre números e imágenes que van del 1 al 100.

Algunos curiosos como El Infierno (35), El Cólera (54) o El Piojoso (62), La Revolución (93) y La Agonía (99).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *