Los Miedos: Gnomos

Había una madre que no conseguía que su hijo pequeño regresara a casa de jugar antes de anochecer. Para asustarlo, le dijo que había unos espíritus que salían al camino tan pronto se ponía el Sol.

Desde aquel momento, el niño ya no volvió a retrasarse. Pero cuando creció tenía tanto miedo a la oscuridad y a los espíritus que no había manera que saliera de noche.

Entonces su madre le dio una medalla y lo convenció de que, mientras llevara la medalla consigo los espíritus no se atreverían a atacarlo. El muchacho salió de la oscuridad bien asido a su medalla.

Su madre había conseguido que, además del miedo que tenía a la oscuridad y halos espíritus, se le uniese el miedo a perder la medalla.

                                            – Cuento de Tony de Mello

 miedosJamás debemos crear  miedos,  en especial a los pequeños, pues de mayores los arrastrarán.

La irresponsabilidad de la madre hace que el niño posiblemente sufra miedos  toda su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *