Sahumerios

Invocación

El incienso arde en el incensario.
Se propaga su fragancia en el Mundo de Dharma.
La asamblea en la que cada uno de nosotros invocamos a nuestro dios hace que sea extensa y llegue hasta el Mar.
Lo perciben de lejos.
Las nubes que se forman son auspiciosas, mientras nosotros pedimos con corazones sinceros y honestos;
Que nuestros Dios, este dios que está en cada uno de nosotros se manifieste.

 

sahumerios

Hoy hablaremos de los inciensos, estas varitas que encendemos en muchas ocasiones con el fin de ambientar lugares casas etc.

sahumerios2Quizás una de las civilizaciones que más desarrollaron el uso de Sahumerios a todos los niveles fue la civilización egipcia, aplicaban sus conocimientos de alquimia para crear sahumerios sagrados, con el fin de que estos actuaran sobre el espíritu humano.

También fue usado en la Edad del Bronce, en Canaán, Palestina, Israel, Siria y Líbano, estas civilizaciones habían desarrollado una floreciente civilización matriarcal, entre los cultos a las ancestrales diosas, se les ofrecían sahumerios.

Fueron los judíos (Apirus) que impusieron por la fuerza su visión del culto religioso a los demás habitantes de la zona, implantaron el monoteísmo y declararon a Yahvé, Jehová, o como ellos lo llamaban Adonaí, que significa Señor, o el creador. Y los sahumerios quedaron relegados a las ceremonias de los templos.

Llegaron los griegos, que adoptaron de los persas y los egipcios el gusto por los sahumerios. Todos los Templos griegos quemaban en sus pebeteros sahumerios traídos de todo el mundo conocido. En su famoso Oráculo de Delfos, se quemaban para poder predecir el futuro y poder resolver los grandes enigmas.

sahumerios3Y llega La Iglesia Católica y su Santa inquisición. La ignorancia de los inquisidores, hace que empiece la Caza de Brujas, sepultando toda cultura y conocimientos ancestrales, y comienzan las ceremonias de los sahumerios, pero humanos.

Simplemente os he hecho un pequeño resumen, podéis imaginar que esta pequeña exposición es sólo orientativa. Los Sahumerios son mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *